sábado, 30 de mayo de 2015

LA BESTIA DESCONOCIDA (Gluvia Dorsalis)



Esta preciosidad, me la hicieron llegar la semana pasada desde el colegio de Dario, para ver si les podía decir algo sobre esta "araña" tan rara. La señora de la limpieza la encontró en un baño. Me hizo una ilusión tremenda toparme, por fin, con este magnífico animal, al que nunca había tenido la oportunidad de ver "en directo".

Me encontraba ante uno de los arácnidos (no araña) más raros y desconocidos. Gluvia Dorsalis, un solífugo endémico exclusivamente de la península Ibérica. 

Los solífugos habitan principalmente las regiones desérticas y semidesérticas, donde se han descrito como posibles indicadores de este tipo de biomas. No obstante Gluvia Dorsalis, nuestro amigo de hoy, se ha encontrado en habitats de tipo mediterráneo, en la Iberia de veranos cálidos, independientemente de la dureza de los inviernos (Retamales, pinares, encinares, sabinares, alcornocales, quejigares, pastizales y tomillares).


Imaginad las bestias típicas de las leyendas del imaginario popular, ya sean de este u otro planeta: un animal acechante y desconocido, difícil de encontrar, que pasa escondido en su guarida, la mayor parte del día. Una bestia voraz, rápida y sigilosa, que solo en las horas crepúsculares y bajo el manto de la noche, sale en busca de víctimas. Acercándose a la luz, únicamente porque en ella puede encontrar multitud de presas.

Un animal de aspecto aterrador, con enormes y potentes mandíbulas, con las que despedaza a su víctima sin darla un respiro, unos brazos enormes, capaces de amarrar con fuerza cualquier intento de fuga y que segrega sobre su presa moribunda, un líquido capaz de "disolverlas", a fin de poder engullirlas fácilmente.

Estamos hablando de Gluvia Dorsalis.

Los solífugos tienden a ocultarse en guaridas temporales de carácter diario o temporal, de modo que durante el día, o durante determinadas épocas del año no son fáciles de ver. Algunas veces se les ha visto bajo la luz del alumbrado en busca de insectos que son atraídos por la misma, depredándolos activamente. 

Son muy rápidos y voraces, y aunque no tienen veneno como otros arácnidos, cazan apresando a sus víctimas con sus largos pedipalpos, terminados en una almohadilla adhesiva, y lanzando incesantes mordiscos con sus potentes queliceros de dientes aserrados, que hace las veces de mandíbula. Como otros arácnidos tienen digestión externa, consistente en rociar con jugos digestivos a su presa, lo que facilita la posterior succión de los restos en una forma fluida.

Los solifugos cuando caen al agua entran en un estado "catatónico", disminuyendo su metabolismo, pareciendo estar muertos. Pero una vez fuera del líquido y pasado un rato, se recuperan y reinician su actividad normalmente. Posiblemente se trate de una adaptación de estos animales a los ambientes áridos en donde en alguna época del año podría haber inundaciones por fuertes precipitaciones.



En fin, si tenéis la improbable suerte de encontraos con este extraño animal. Sabed que os encontráis ante Gluvia dorsalis, un arácnido del orden de los solífugos, que parece una araña, pero no lo es. Un depredador nato, voraz y muy rápido, que bien podría haber sido la inspiración de las bestias que cuentan las leyendas. Aun así, como en el conocido cuento "La Bella y la Bestia", una vez se le conoce en profundidad, uno no puede dejar de sentir cierta admiración por ellos. Por último os dejo un corto video del programa "El jardín viviente" donde se habla de ellos.


8 comentarios:

  1. Que tal Ernesto, muchas gracias por tu artículo, he encontrado muy poca información de este animal en internet y afortunadamente dí con tu blog. Soy de México y estos animales (al menos alguna variedad) son comunes en muchas zonas donde vivo. Me he topado con más de uno desde que me mudé. Mencionas que no tienen veneno pero ¿representan peligro para uno? Aquí es típico que las abuelas o tías te cuenten de niño que dicho animal es muy peligroso jeje. Muchas gracias y saludos!

    ResponderEliminar
  2. Wow, no sabia que estaban en peligro, en mi casa he visto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo vivo en la huerta de Pliego (Murcia) y acabo de ver uno en mi habitación y buscado información he encontrado este documento xd

      Eliminar
  3. Que genial!! Me he encontrado una en mi trabajo, la he espantado para que no la pisaran y volviera a algun sitio "seguro", pero es extraordinario!!

    ResponderEliminar
  4. No sabía que estaban en peligro, donde vivo son muy comunes y alguno me ha mordido con una mordedura muy dolorosa. Soy de Córdoba, vivo en las Quemadas y son frecuentes

    ResponderEliminar
  5. Pues yo en mi casa este verano ya he matado 7 de esas arañas. Soy de Madrid, España.

    ResponderEliminar
  6. Yo me encontré uno hace un tiempo, me encantan los arácnidos así que me hizo bastante ilusión y me entretuve bastante tiempo mirándole. Es curioso porque es la única especie de solifugo que tenemos en España

    ResponderEliminar
  7. Pedro Gil
    Me gustan los insectos y siempre gasto una segunda mirada cuando veo alguno que se sale de lo que para mi es habitual y este en especial no lo habia visto nunca hasta este verano que he visto 3 uno de ellos de 4 centimetros. Zona de PN Cardeña Montoro , Cordoba

    ResponderEliminar

Puedes decir lo que quieras siempre que seas educado, respetuoso y te identifiques. Hay mucho de que hablar. Hablemos.